Ya si que es evidente que por fin nos va a llegar el verano, para ello y como siempre os digo, es muy importante cuidarnos aún más la piel porque el sol y sus radiaciones hace estragos  en nuestra piel, a nivel de fotoenvejecimiento.

Hoy os quiero hablar de otro truco o tip, para cuidar de una manera muy fácil y natural nuestra piel, ayudándola desde el interior a estar protegida y fuerte, con el consumo de una fuente importante de antioxidantes y betacarotenos como son los pistachos.

En otras ocasiones ya os he hablado de la importancia de llevar una alimentación saludable y sana porque es la mejor garantía para tener una piel en buenas condiciones, ya sabemos que todo lo que comemos guarda una estrecha e importante relación en como está y como se ve, nuestra piel por fuLos pistachos son los frutos secos con más concentración en betacarotenos, antioxidantes beneficiosos para la piel. Con la nueva temporada que nos llega te recuerdo la importancia de proteger tu piel frente a los rayos solares y mantener así, un estilo de vida saludable.

Comer un puñado de pistachos al día, aproximadamente 49 unidades, tiene muchos beneficios y, entre ellos, ayudan a broncearnos y a proteger la piel del sol gracias al betacaroteno. Esta sustancia es un precursor de la vitamina A que se encuentra en frutas, verduras y algunos frutos secos, como los pistachos. Aunque lo mejor es reducir la exposición al sol, las propiedades antioxidantes del betacaroteno neutralizan la acción de los radicales libres producidos por los rayos ultravioletas por lo que contribuyen a proteger nuestra piel y al mismo tiempo permiten que pueda broncearse porque ayudan a activar la melanina.

Los radicales libres son moléculas que han perdido un electrón y son responsables de la oxidación de las células. No podemos evitar que aparezcan, pues son producto de nuestra respiración celular, pero sí podemos contrarrestarlos con antioxidantes como el betacaroteno. El consumo de antioxidantes es beneficioso para la piel, porque nos ayuda a alargar la vida de las células y aunque no impide las quemaduras solares,  puede ayudar a proteger la piel ya que actúa como fotoprotector interno y es capaz de absorber los rayos ultravioleta en ligeras dosis.

Exponer nuestra piel al sol con protección solar y durante un tiempo moderado es saludable ya que se trata de una fuente de vitamina D. Pero hay una serie de recomendaciones que conviene tener en cuenta: evitar el sol entre las 12 de la mañana y las 4 de la tarde; protegerse con ropa; utilizar un filtro solar con un factor 30 de protección o superior en función del tipo de piel; hidratar la piel, y tomar betacaroteno.

El consumo de alimentos ricos en betacarotenos,  también aporta otros beneficios muy importantes para el cuidados de nuestra salud,  y que van más allá del cuidado de la piel:

  • Al ser un precursor de la Vitamina A, aporta grandes beneficios en la salud ocular.
  • Ayuda con el cuidado de las uñas y el cabello.
  • Ayuda al sistema inmunológico a protegerse de diversas enfermedades.
  • Estimula la producción de glóbulos blancos en la sangre.
  • Pocas calorías, muchas proteínas: Comer frutos secos tiene muchos beneficios para la salud, pero también supone consumir muchas calorías. Los pistachos están entre los frutos secos menos calóricos: consumir unos 30 gramos de pistachos supone ingerir unas 156 calorías, mientras que las nueces tienen 183 y las avellanas, 173.
  • Ayudan a delgazar: Aunque los frutos secos son alimentos con alta densidad calórica, se consideran buenos aliados a la hora de adelgazar por su aporte de grasas sanas, proteínas y fibra.
  • Ayudan a controlar el azúcar en la sangre: Aunque son altos en hidratos de carbono, los pistachos tienen un bajo índice glucémico, lo que significa que no causan un pico acentuado en los niveles de glucosa después de comerlos, y de hecho pueden ayudar a controlar el azúcar de la sangre.

Los pistachos parecen tener un efecto positivo en el colesterol, así como en la tensión sanguínea, ayudando de ambas formas a combatir las enfermedades cardiovasculares. Además, parecen reducir la tensión de forma más efectiva que otros frutos secos.

OTROS ENLACES QUE TE PUEDEN INTERESAR:

– Los importantes beneficios del gazpacho sobre nuestra piel

– El uso de aceites para recuperar la piel mientras duermes

-Orden de aplicación de la rutina de belleza