La locura de las mascarillas para uso en casa se ha convertido y es una auténtica revolución, no hay firma que no las tenga.

Diferentes texturas, para diferentes necesidades, una manera muy fácil de mantener la piel del rostro en perfectas condiciones y de complementar nuestra rutina diaria. Existen en crema, en gel, peel-off, tipo velo (celulosa), arcillas,etc.

Las hay de distintos precios para satisfacer las necesidades de cada usuario y la gran diferencia con las cremas de uso diario, es que se aplican de una a dos veces por semana y llevan altísimas concentraciones de principio activo, por lo que le ofrecen a la piel un extra de ventajas y de una manera mucho más rápida y eficaz que las cremas.

Lo ultimo sobre estos productos son el formato monodosis, ideal para cuando vamos de viaje, gimnasio, o para utilizarlas según las necesidades de cada momento, por ejemplo un día queremos conseguir un efecto más flash porque tenemos una cena o fiesta, depende de las necesidades, por eso el este tipo de format se ha convertido en la estrella de las mascarillas.

Consejo importante antes de aplicarnos una mascarilla: Siempre limpiar bien la piel con un producto de limpieza adaptado a nuestras necesidades particulares, yo además recomiendo si antes de la mascarilla podemos realizarnos un peeling suavecito que potencie la limpieza, estaremos potenciando aún más el efecto de la mascarilla, de esta manera permitiremos que penetren correctamente todos los activos que contiene la mascarilla por el efecto oclusivo que poseen.

-PIELES DELICADAS: Son perfectas para calmar las pieles con tendencia a estar constantemente sensibles, irritadas y con rojeces. Loa opción recomendada suele ser que calme pero que a la vez hidrate, a las pieles sensibles hay que aportarlas un extra de hidratación para conseguir calmarlas, las texturas ideales para estas pieles serán las cremosas y los ingredientes más usados son la miel, manzanilla, extractos de plantas.

-HIDRATACIÓN: Orientadas a cualquier tipo de piel, el ingrediente estrella suele ser el ácido hialurónico que además de aportar hidratación ayuda a mantener los niveles de hidratación interna. No aportan nada de grasa y dan un efecto de piel radiante. Recomendadas para todo tipo de piel.

-EFECTO FLASH: Son las mascarillas tipo gel y tipo velo, estas son de un papel tipo celulosa que van impregnadas en ingredientes como ácido hialurónico, vitaminas,colágeno, etc,  aportan a la piel una luminosidad extraordinaria y un efecto flash inmediato, antes del maquillaje son perfectas porque preparan la piel.

-EFECTO DETOX O LIMPIEZA: Ayudan a limpiar la piel de impurezas, potencian la higiene diaria y aportan mucha luz a la piel. Las texturas ideales son las tipo gel y crema ligeritas, y los ingredientes más usados el carbono activo muy de moda ahora, las algas luminarias y extractos de plantas. Su uso recomendado de una a dos veces por semana y sus resultados muy buenos.

-NUTRICIÓN PROFUNDA Y ANTIAGE: Son mascarillas más cremosas y cargadas de ingredientes nutrientes y con efecto relleno sobre la piel , se estima que el 97% aproximadamente de los ingredientes naturales que penetran a través de la piel, tienen un efecto de relleno sobre las arruguitas de expresión, además esta textura suele dejar sensación de piel aterciopelada y muy suave.

-TENDENCIA ACNÉ Y GRASA: Suelen ser tipo gel y de arcillas son las que mejor van para las pieles grasas y con tendencia a granitos y acné, absorben perfectamente toda la suciedad e impurezas que se deposita en los poros y controlan la grasa. Además ayudan a secar los granitos de la piel.

 

Tendencia mascarillas “Multimasking”

 

¿Conoces el sistema MULTIMASKING? Es la última tendencia de belleza  y consiste en combinar varios tipos de mascarillas en función de la zona del rostro dentro de una misma aplicación.

La idea es que a veces existen diferentes necesidades dentro de un mismo rostro. Hay firmas cosméticas que ya han sacado formatos monodosis y dentro del mismo pack diferentes opciones para diferentes tipos de piel.

 

Como veis existe un abanico importante de tipos de mascarillas, diseñadas para cubrir las necesidades de cada piel. Recomiendo utilizarlas como mantenimiento semanal  y complemento a nuestra rutina de belleza diaria, ya que aportan una cantidad de principios activos superior al de las cremas. Se consiguen muy buenos resultados y de una manera muy rápida.

Anímate a introducirlas de una manera periódica y notarás un cambio importante en tu piel.

Estoy aquí para ayudarte en tu elección, si tienes dudas o no sabes que textura y marca se puede adaptar mejor a tus necesidades y a tu piel, si lo deseas puedes dejarme un comentario o escribirme un mail a vanesa y  estaré encantada de ayudarte.