Ritual de la doble limpieza facial coreana.

 

Lo prometido es deuda y aquí está el Post del que os hablaba, que espero que os encante y que si es así y os apetece podáis ponerlo en marcha dentro de vuestra rutina de belleza, que lo hagáis. Es la base fundamental y el secreto para poder tener una piel sana, bonita, sin imperfecciones y mantenerla joven durante más tiempo…. A quién no le interesa todo esto ? 

Ya os he contado que trabajé durante años viajando, uno de los países que tuve el privilegio y la suerte de conocer durante un mes entero  fué Corea Del Sur y más concretamente su capital Seúl y que como dato de interés general os cuento que ahí es dónde se celebraron los Juegos Olímpicos en el año 1988.  

Corea del Sur es el país que domina y más a la vanguardia está en cosmética y cuna importante de la belleza en los últimos años y allí es dónde yo aprendí el RITUAL DE LA DOBLE LIMPIEZA FACIAL COREANA. 

Y del que hemos oído hablar desde hace algún tiempo pero que no todo el mundo conoce. 

Éste es el motivo principal por el que la mayoría de las mujeres asiáticas y en concreto las coreanas lucen esas pieles tan radiantes como la porcelana y las mantienen perfectas durante más tiempo. 

Otro motivo muy importante tb es que no toman el sol protegiendo sus pieles con ropa, paraguas, protecciones solares e incluso unas especie de caretas con filtro solar, muy peculiares, esto es muy importante ya que el sol nos produce el llamado fotoenvejecimiento de la piel, esto se traduce en manchas solares, piel más reseca y ajada producto de la deshidratación que el calor produce, aparición prematura de arrugas y líneas de expresión más marcadas.

Hoy os cuento en profundidad de cómo realizan ese ritual porque no es lo mismo lavarse la cara con agua que limpiarse la piel a conciencia como lo hacen ellas.

Yo desde que lo conocí lo aplico en mi piel y la gente siempre me pregunta por la marca de mi maquillaje, qué  de qué marca son mis productos para tener la piel así o que porqué me dura el maquillaje todo el día….. y voila, aquí está mi secreto mejor guardado, es broma, lo que realizo a conciencia es mi limpieza diaria mañana y noche y que no me lleva más de un par de minutos porque cuando le coges el hábito se hace rápido, también os confieso que si algún día es muy tarde no lo hago a raja tabla.

También os digo que si la base de los cuidados faciales que es la higiene, no se hace, de nada  sirve utilizar o gastar mucho dinero en cosméticos caros.

 

Primer paso: Limpieza cosmético base aceite (Limpiador)

El primer paso para retirar los restos de suciedad que hay en la piel y el maquillaje.  Se Utiliza un  producto que es un aceite limpiador y aquí os hago un inciso porque ya sé que a muchas personas se os habrán puesto los pelos de punta por decir aceite ya que la textura en aceite primero no le gusta a todo el mundo y dos: hay personas con pieles mixtas, grasas y acné y las texturas con aceite no les van bien. Pero éste tipo de limpiadores son específicos por su formulación de  base en aceite pero que al contacto con el agua es totalmente soluble, la explicación exacta para que lo entendáis es ésta:

Aceite + Aceite = Se mezclan y se disuelven juntos.

Es decir que limpiarse la piel con el limpiador en aceite nos ayuda perfectamente a retirar el maquillaje que lleva aceite y los restos de cremas o protectores solares y en el caso de no ir maquilladas los restos de grasa  que produce la propia  piel de manera natural y que expulsa.

Un ejemplo de limpiador y el que yo uso concretamente es el aceite de jojoba que es soluble y además recomendado para pieles tanto secas como grasas porque regula el sebo.

La manera de hacerlo correctamente es echarse la cantidad suficiente para repartir por toda la cara en mi caso son de 6 a 8 gotas, se reparte por todo el rostro y se masaje con movimientos circulares y ascendentes además podemos ayudarnos humedeciendo nuestros dedos con agua caliente para que el aceite emulsione, posteriormente pasamos también con agua caliente a enjuagarnos el rostro y nos secamos nunca frotando fuerte la piel sino a toque tíos para no producir flaccidez.

Segundo paso: Limpiador de base acuosa

Adaptado siempre a las necesidades del PH de nuestra piel en particular , por ejemplo las texturas en crema están recomendados para las pieles más secas, las espumas les van bien a casi todas las pieles y los geles les suelen ir mejor a las pieles mixtas y grasas. Pero mi consejo es siempre utilizar productos con los que nos sintamos bien y sintamos bien nuestra piel a veces las recomendaciones no funcionan cada piel es diferente y actúa y siente diferente.

Éste producto de base acuosa hará desaparecer los restos de maquillaje y suciedad de nuestra piel y es un refuerzo al primer paso . La manera correcta de aplicación es exactamente igual repartir suficiente producto por todo el rostro y masajearlo con movimientos circulares y ascendentes , aquí se puede retirar con agua tibia o fría según nuestro gusto y secamos la piel a toquecitos.

Como último paso pero que para mí es imprescindible está la aplicación de un tónico que equilibre y restablezca el PH de la piel. Yo aquí utilizo desde hace años un súper Best Seller de una firma americana, que no cambio porque me hace sentir súper confortable la piel por el ácido hialurónico que lleva, se llama Napca es un bote de 250ml que viene con vaporizador y su precio es fantástico, es muy cómodo, yo me lo pulverizo directamente como a unos 15 cm de la piel  y lo dejo secar.

Y bien está es la doble limpieza facial coreana que se debe realizar mañana y noche y que si se hace correctamente en poco tiempo os aseguro y doy fe de ello, que notáis una piel mucho más limpia, sin tantas imperfecciones y más uniforme.

Es importante realizarlo tanto si nos maquillamos como si no.

Espero que os haya gustado y que si es así y os apetece os animéis a utilizar éste ritual de belleza, si tenéis alguna duda al respecto me podéis dejar un comentario  y estaré encantada de ayudaros.