El Aloe vera es más que conocido ya por todos por sus grandes propiedades calmantes e hidratantes. Pero tiene otras muchas propiedades excepcionales porque tiene grandes poderes anti edad, antioxidantes, anti inflamatorios y cicatrizantes.

Aunque normalmente se usa como calmante, el aloe vera es un ingrediente excepcional con más de 75 componentes potencialmente activos : vitaminas, enzimas, minerales, azúcares, lignina, saponinas, ácidos salicílicos y aminoácidos. Sus aplicaciones y beneficios sorprenden día a día.

Pero es considerada la planta más beauty, por sus grandes beneficios para la belleza.

Un poquito de historia sobre el Aloe Vera

Existen numerosos documentos históricos de los egipcios, griegos, romanos, árabes, tunecinos, indios y chinos, entre otros, que hablan de su empleo tanto para uso medicinal como cosmético.

El Aloe vera era ya utilizado en la época de los egipcios hace 6000 años, como un cosmético y también a nivel medicinal, lo llamaban la planta de la inmortalidad y los científicos griegos, lo consideraban como la panacea universal.

Se dice que la reina Cleopatra utilizaba un colirio a base de aloe vera, que dicen proporcionaba un brillo extraordinario a sus ojos, mientras que la tersura y el aspecto de su piel se le atribuía a los baños con jugo de aloe vera. Pero también lo utilizaban en los embalsamientos de los faraones, por su gran efecto bactericida y fungicida. Se creía que al impedir la descomposición del cuerpo se alcanzaría la vida eterna, tanto corporal como espiritual.

Discórides, en su famoso Herbario Griego, en el siglo I d. C., hace una detallada descripción de sus aplicaciones para heridas, insomnio, desórdenes estomacales, dolores, hemorroides, dolor de cabeza, pérdida de pelo, enfermedades de la boca y de las encías, molestias de los riñones, ampollas, cuidados de la piel, quemaduras de sol, manchas, etc.

Con el Aloe Vera se descubrieron nuevos mundos: Cristóbal Colón llevaba en sus barcos macetas con plantas de Aloe para curar con su jugo las heridas de sus tripulantes.

En el siglo 16 los monjes jesuitas españoles – hasta hoy famosos por ser los más entendidos en plantas y sus efectos curativos – coleccionaban la planta silvestre de Aloe y la propagación en lugares donde aun era desconocida. Los indios maya dieron nombre al jugo de esta planta del desierto: “Fuente de Juventud”.

Propiedades del Aloe Vera

La hoja de la planta del Aloe está compuesta de tres partes:

-Piel, compuesta de una parte externa que es cerosa y otra interna.

-Aloína, que tiene un color amarillo-verdoso, es laxante, irritante y tiene sabor amargo.

-Pulpa o gel, que es la mas interna, transparente e insípida, se usa para zumos, jugos y otros muchas soluciones.

 

Sus propiedades son infinitas, pero a continuación os hablo de las más importantes para los cuidados de belleza:

PROTECTOR SOLAR:

Como filtro solar el Aloe vera bloquea hasta en un 20% los rayos solares UV y previene las manchas cutáneas. Es un componente importante entre los protectores solares de origen natural.

El foto protector CITY Shield de Sepai con SPF 50 de amplio espectro es el más avanzado escudo urbano de protección global para la piel. Su exclusiva fórmula que incorpora el DNA-Protect complex ofrece una defensa de alto nivel contra el envejecimiento y previene los efectos nocivos que causan los rayos del sol y la contaminación ambiental: el eritema, el envejecimiento, las manchas, y el daño del ADN.

 

ANTIENVEJECIMIENTO:

El aloe vera estimula los fibroblastos, responsables de producir colágeno y elastina, creando una piel más firme y elástica.

Se le atribuyen propiedades rejuvenecedoras, ya que aumenta entre seis y ocho veces la producción natural de colágeno, con lo que se consigue mayor elasticidad en la piel, atenuando las arrugas existentes en la cara y reduciendo la aparición de otras nuevas.

 

QUEMADURAS SOLARES O AFTER SUN:

El gel de aloe es perfecto para calmar y refrescar la piel después de un día de playa o piscina. Con él tu piel recupera su equilibrio y las posibles irritaciones y quemaduras quedan neutralizadas. Si tienes una planta, no dudes en añadir unas gotas de la savia extraída de la base de una de sus hojas a tu crema habitual para después del sol. Si te has quemado, también puedes aplicar directamente la pulpa de la hoja en la zona cutánea más dañada (a modo de compresa). El efecto calmante y regenerador será inmediato.

 

ANTIOXIDANTE:

Su alto contenido en antioxidantes ,vitaminas A (betacarotenos), C y E, además de vitamina B12, ácido fólico y colina, lo convierten en un potente escudo protector de anti radicales libres.

 

HIDRATANTE:

Los mucílagos presentes en su composición las sustancias responsables de su viscosidad ayudan a mantener la humedad de la piel y proporciona además esa sensación refrescante.

Tiene una gran capacidad  de penetración e hidratación, hasta 4 veces superior al agua. Contiene más de 250 nutrientes, minerales, aminoácidos y enzimas, su eficacia se multiplica estimulando la reproducción de nuevas células.

Es ideal para hidratar tanto la piel como el pelo seco. Los aminoácidos, vitaminas y minerales hacen del aloe vera un ingrediente único para nutrir y revitalizar el pelo, aportándole brillo y fuerza.

Restore Face Mist de Apoem es una exquisita bruma orgánica que hidrata, tonifica, calma y equilibra la piel en un solo gesto. Esta fórmula 4-en-1 contiene los ingredientes más nutritivos para satisfacer la sed del rostro al instante. Basta con unos spritz de esta mezcla de rosas, caléndula, hamalelis y aloe vera, para conseguir una piel suave, elástica y con un brillo natural que da una apariencia descansada. Enriquecida con aceites esenciales de palmarosa y lavanda, esta fórmula es una manera simple de conectar con los sentidos y del bienestar corporal.

 

LIMPIADOR FACIAL:

Es excelente para limpiar la piel en profundidad, entre sus propiedades, destacan las astringentes y es que proporciona una limpieza profunda actuando desde las capas más superficiales hasta las más profundas de la piel. Incluir este producto en tu rutina de limpieza facial te ayudará a desobstruir los poros y acabar con todos los residuos que acaban ocasionando la aparición de impurezas en el cutis. Lo mejor es utilizar un gel de aloe vera para limpiar el rostro, ya que además te servirá para hidratarlo.

SUAVIZANTE:

El aloe vera es rico en aminoácidos, que actúan como suavizantes de la piel y además tiene efectos cohesivos sobre las células epidérmicas, mejorando la barrera epidérmica y evitando la descamación.

Cuando la piel luce reseca, apagada y áspera debido a la falta de hidratación, recurrir al aloe vera es una solución segura. Este ingrediente natural humecta la piel pero también regenera los tejidos dañados con mucha rapidez.

ANTI-ACNÉ:

El aloe vera contiene 6 agentes antisépticos –ácido salicílico, lupeol, nitrógeno ureico, ácido cinámico, fenoles y azufre- lo que lo convierte en un potente antibacteriano. Además, también posee zinc, que actúa como astringente, cerrando los poros.

El aloe tiene también importantes propiedades antibacterianas y fungicidas por lo que si tu cutis tiene tendencia al acné también puedes preparar una mascarilla de lo más eficaz, similar a la anterior pero sustituyendo la miel por unas cucharadas de yogur natural.

REGENERANTE:

Rico en aminoácidos esenciales -posee 20 de los 22 aminoácidos humanos, entre ellos siete de los ocho esenciales- y hormonas -auxinas y giberelinas- favorece la creación de nuevos tejidos, la curación de heridas y regenerar pieles muy estropeadas y especialmente deshidratadas.

Hasta aquí, este post sobre algunas de las grandes propiedades del Aloe vera para la belleza. Espero que os haya servido y os haya gustado.

 

OTROS ENLACES QUE TE PUEDEN INTERESAR:

-Prebases de maquillaje: Si o No

-Actos cotidianos que pueden producirnos manchas en la piel

-Piel seca en verano: Trucos para evitar la deshidratación